VEO, OIGO, HUELO, SABOREO, TOCO : SIENTO

lunes, 15 de abril de 2013

BAÚL DE KUKUSHKA: COLEGIO O NO COLEGIO CON TRES AÑOS


CUENTA KUKUSHKA :




En estas fechas muchas familias se encuentran pensando en la escolarización de sus hijos. Algunas familias están en la búsqueda del colegio más adecuado para inscribir a sus hijos y muchas otras están en los procesos de inscripción.




Tras investigar sobre el tema, puedo afirmar que consiste más en una inercia, corriente o necesidad social por parte de los progenitores que en una consciente respuesta frente a un tema tan delicado e importante como la escolarización de los niños menores y la necesidad de estos en ser escolarizados para su educación.




Muy pocas familias se han planteado si la escolarización a los 3 años es obligatoria o no en España, y muchas menos se han cuestionado los beneficios o los inconvenientes reales que la escolarización produce en los niños de 3 años.

Por tanto puedo afirmar que no llega a un 5% las familias que han realizado un balance entre lo que es o no mejor para sus hijos respecto a la escolarización temprana y si ellos como adultos y responsables del menor pueden elegir y a la vez modificar, adaptar o cambiar algo en sus vidas para el beneficio del menor.

Así pues esta entrada consiste en dar una información para todas estas familias que no han tenido tiempo de pensar en este tema, para las que no se han parado a pensar en ello o para las que se han negado a conocer la información al respecto pensando en una única opción en base al trabajo como sustento de la economía familiar.

También pretende ser una clara, contrastada y certificada información sobre la necesidad y la no necesidad de la escolarización en menores de 6 años.

En España la escolarización de los niños menores de 6 años parece ser una apuesta por la temprana autonomía del niño y se observa una dejación de responsabilidad en su cuidado por parte de unas familias cada vez más desbordadas por la invasión del ámbito laboral en sus vidas. Pese a esto, aún así la escolarización infantil a la edad de 3 años se ve como un mal menor.

Las razones radican en una pura necesidad personal y social para que los padres puedan conciliar su vida familiar y laboral. Incluido una necesidad económica del país. Aunque también se ve como un logro de nuevas oportunidades de formación para prevenir desigualdades sociales y graves problemas en la infancia de niños en concretos segmentos de población.

Todo esto ha hecho de la educación infantil un derecho social de primera magnitud para los ciudadanos y una necesidad estratégica para el mercado laboral español.

En España una familia debería tener 11 hijos, junto con una renta de menos de 9000 euros al año para recibir las mismas prestaciones que una familia alemana recibe con dos hijos con indiferencia de su renta.

España es el país de la Unión Europea que menos ayuda dedica a la familia según los datos del Instituto de Política Familiar.

Así la educación infantil (menores de 6 años en España) se disfraza con la idea de ser un gran avance y una gran ventaja para el niño y su futuro, para su educación y socialización.
Y nosotros nos lo creemos o nos lo "comemos" con o sin patatas. Tambien se lo "comen" muchas familias que piensan que la educación de los niños a los 3 años es obligatoria y que si no se le escolariza el peso de la ley caerá sobre la familia o bien que si el niño no se le escolariza a los 3 años, será un inadaptado social como mínimo y como máximo un analfabeto.

Para demostrar la relativa importancia de la escolarización infantil (menores de 6 años) que por si aún hay dudas, en España NO ES OBLIGATORIA hasta los 6 años.

Países como Bélgica, Francia e Italia tienen unas tasas de escolarización de niños de 4 años del 100% y, esto viene siendo así desde 1980. España le sigue a estos países con una tasa de algo más del 97%, aunque éste si es un fenómeno reciente para nuestro país, según las últimas cifras disponibles en la Unión Europea.

En el último lugar tenemos a los países nórdicos y es sorprendente la baja tasa de escolarización infantil de Finlandia que corresponde a un tercio de los niños de tres años (35,8%). Lo que indica que no existe un vínculo directo entre escolarización temprana y resultados escolares, puesto que el nivel académico, la igualdad de oportunidades y la adaptación al medio de los finlandeses no se ve afectada negativamente por su infancia.

En una escolarización infantil tan baja como la finlandesa esto no parece mermar la igualdad de oportunidades educativas ni los resultados académicos y la escolarización obligatoria empieza a los 7 años de edad en este país.


         Gráfica 1: Tasa de escolarización a los tres y a los cuatro años en la Unión Europea.

                                 Fuente: Eurostat


Tal y como se puede observar en la anterior gráfica (gráfica 1)  al comparar los datos de escolarización infantil a los 3 y a los 4 años, hay altas variaciones entre algunos países como por ejemplo en Irlanda que la escolarización con 3 años la tasa es de un (3,5%) y con 4 años se eleva a un (49,6%), esta diferencia se debe a la edad obligatoria de escolarización de los países, en Irlanda del Norte la escolarización es obligatoria a los 4 años (tabla 1). Aún así vemos como en España la edad obligatoria de escolarización (tabla 1) es a los 6 años con 100% de escolarización, y a los 3 años tiene una tasa de escolarización de un (95,3%).

 Yo me pregunto con estos datos : ¿Qué está pasando en España que el casi el 100% está escolarizado a los 3 años siendo la edad obligatoria a los 6 años?.





Tabla 1: Edad Obligatoria de Escolarización en los Países europeos.


EDAD
PAÍSES EUROPEOS
4 años
Irlanda del Norte
5 años
Inglaterra, Malta, Países Bajos, Escocia, País de Gales
6 años
Austria, Bélgica, Chipre, República Checa, Francia, Alemania, Grecia,
Hungary, Iceland, Republic of Ireland, Italy, Liechtenstein, Lithuania, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Liechtenstein, Lituania,
Luxembourg, Norway, Portugal, Slovakia, Slovenia, Spain Luxemburgo, Noruega, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, España
7 años
Bulgaria, Estonia, Dinamarca, Finlandia, Letonia, Polonia, Rumania, Suecia, Suiza


Fuente: Comisión Europea. EURYDICE and EUROSTAT (forthcoming) Figure D1. Eurydice y Eurostat




Se puede ver en esta tabla (tabla 1), que más de la mitad de los 33 países europeos mencionados tienen la edad de 6 años como obligatoria para la escolarización. Siendo la edad más pronta con 4 años la que tiene como obligatoria Irlanda del Norte y la más alta edad de escolarización con 7 años de edad la tienen tres países escandinavos y cinco países de la Europa del Este.




La mayoría de los países del mundo están a favor de la edad obligatoria de escolarización a partir de los seis años (Ball, 1994; Bertram y pascal, 2002; O-Donnell, 2002; Woodhead, 1989; West y Varlaam, 1990).




Así como la mayoría de los países del mundo indican que la edad más apropiada para escolarizar a los niños es a partir de los 6 años de edad, existen 10 razones importantes por las cuales no es recomendable escolarizarlos antes de los 6 años (descritas por Lilith en Babyradical) :



  1. La edad en la que se considera que empieza la educación obligatoria son los 6 años, por lo que llevar al niño con solo tres a un colegio corresponde más a necesidades de los padres que del niño, habitualmente. Un niño de tres años con quien mejor está es con su madre o con el adulto de referencia que habitualmente esté con él. No es necesario iniciar su educación a edad tan temprana, por lo que no hay motivo para ello.
  2. El sistema inmunológico de un niño no suele estar plenamente desarrollado hasta los 5 o 6 años, por lo que exponerlo a virus, bacterias, etc., que llevan otros niños, a esa edad, es una forma de maltrato innecesario para su salud, puesto que no está preparado para tener que enfrentarse a ello todavía. Sobretodo si tenemos en cuenta, que emocionalmente tampoco está del todo maduro para separarse de su adulto de referencia, y su sistema inmune estará deprimido, con lo que el circuito de enfermedades puede ser continuo. Lo llevo al cole, se pone enfermo, lo dejo en casa varios días hasta que se repone, lo vuelvo a llevar al cole, se vuelve a poner enfermo, y vuelta a empezar…
  3. Se somete al niño a un estrés innecesario. A esas edades los cambios, y sobretodo la separación de su adulto de referencia (puede ser mamá o papá, o la abuela, o una cuidadora cariñosa que está siempre con el pequeño mientras mamá trabaja) provoca mucho estrés al pequeño, de forma que puede incluso afectarle en su desarrollo intelectual y psicomotor. Pueden desarrollar conductas propias de un niño más pequeño, en un intento de recuperar aquella fase segura en la que podía estar en casa, tranquilo y seguro. La vida ya conlleva estrés más adelante, con tres años no hace falta que pasen ya por esa experiencia. Al respecto os dejo el enlace a un estudio muy interesante: link que me facilitó Zabdiel Torres, a quien le estoy muy agradecida por ello.
  4. Con tres años la mejor actividad, y la más saludable es jugar, jugar y jugar. En casa, saliendo al parque, a la playa, a visitar a familiares y amigos, y en un entorno cálido, afectivo, seguro y con materiales adecuados es donde el niño se podrá desarrollar de forma más natural, siguiendo sus necesidades y ritmo interno, y de forma más sana.
  5. El colegio tiende a etiquetar, limitar y acotar la creatividad, expresividad y espontaneidad de los niños, metiéndolos en un sistema cuadrado, más propio de una fábrica o de una cárcel que de lo que se supone debe ser el mundo infantil. ¿De verdad tienes prisa por que suceda esto?
  6. Teniendo en cuenta los horarios laborales a que se someten muchos trabajadores hoy en día, y lo difícil que es conciliar vida familiar y laboral, en muchos hogares la única forma de que un padre y un hijo se vean a diario es que el niño no tenga limitados sus horarios por la imposición de los mismos por parte de un colegio. Si el niño no va al colegio podrá acostarse más tarde porque podrá dormir hasta más tarde también. A esa edad es mucho más importante la relación que va forjando con sus padre que ir a coger virus al colegio.
  7. La socialización ideal de un niño de edad tan temprana es la que se ofrece a través del núcleo familiar, sin forzar, sin generar situaciones de agresividad, que desembocan en roles de víctima y de abusón, sin tener relaciones de sumisión con los adultos que impiden que la comunicación niño-adulto fluya de forma natural, y aprendiendo a ir a todas partes y tratar con gente de todas las edades. La socialización basada en la idea de que se tiene que estar solo entre iguales, pero además en un grupo limitado en el que apenas se puede elegir con quien se trata y con quien no, y que la figura del adulto sea una autoridad incuestionable, solo crea relaciones antinaturales, que parecen más propias de Alcatraz que de un espacio de ocio y pleno desarrollo para la infancia.
  8. En el hogar el estímulo es constante y de forma natural, el desarrollo y el aprendizaje están conectados con la vida. Es innecesario un ambiente artificial para propiciar el aprendizaje.
  9. En muchos colegios se utilizan métodos conductistas y sistemas de premio y de castigo desde el primer día. ¿Es esa la educación que deseas para tu hijo?
  10. En general el primer año de educación infantil tu hijo en un colegio no aprenderá nada que no supiera ya antes de entrar (contar hasta 10, nombrar varios colores, distinguir dentro y fuera, cerca y lejos, y cosas similares, reconocer un cuadrado, un triángulo, un rectángulo y un círculo, algunas cancioncitas populares que seguramente ya le cantas tú desde que nació, pegar trocitos de papel, hacer rayas, y cosas de ese estilo, que seguramente en casa ya hace como juego, y cuando quiere, y si no las hace no pasa nada, no las necesita a esta edad. Pero sí se asegurarán de que aprenda a hacer filas, a callarse, a tener temor de lo que digan otros (ya sea la maestra o algunos compañeros), y cosas por el estilo, que sinceramente ¿alguien tiene mucho interés en que su hijo con solo tres años aprenda a tragar y callarse? Yo no. Así que si lo que parece que podía aportar que es la parte académica es mínima y la tenemos suplida en casa, la social es mejor en familia que en ese entorno, y la de conducta no nos va a complacer y mejor que no tenga que aprender según qué a esa edad, ¿qué hacemos? Como me recordó Irene Zaleski, si no aporta y encima no es obligatorio…para qué?



Respecto al punto 2 (enfermedades e inmunización), comentar que cada uno de los pediatras a los que he consultado y entrevistado a lo largo de los primeros años de mi hijo (que han sido más de 20 diferentes y al azar), tanto de la seguridad social como privados, al preguntarles si la escolarización de los niños en guarderías y colegios es bueno para coger defensas y necesitan contagiarse de virus para fortalecer su sistema inmunitario, me han contestado con las manos en la cabeza: ¡NO!, ¡Qué barbaridad!, ¡Eso es una locura e innecesario, el niño no necesita estar con virus y enfermo para nada!.


De nuevo vuelvo a hacer hincapié tras realizar esta última investigación, contrastación de fuentes y expertos sobre la escolarización infantil, en el cambio que debe realizar España, y ese cambio viene desde abajo y ese desde abajo son los niños y los niños dependen de nosotros sus padres....por tanto ¿quién tiene que cambiar para lograr el cambio que pedimos?: LOS PADRES!. No podemos permitirnos tener hijos y querer educarlos sin cambiar nosotros para ello.


Con todo esto mi opinión es que dejemos de exigir cambios al gobierno y comencemos por nosotros....a partir de ahí cambiará.

Debemos fijarnos en países que están a la cola en escolarización de menores de 6 años y su desarrollo en todos los sentidos.


Cómo dice un anuncio actual de una marca de refresco de cola mundialmente conocida: si quieres cambio levántate de la silla de confort y haz el esfuerzo por el cambio, no esperes que el poder cambie.


Para coger ideas sobre lo que se puede hacer en los casos dónde no escolarizar a los niños a los 3 años parece imposible, Carlos González da muchas pistas en la entrevista que salió del Baúl de KUKUSHKA en la entrada:"MUJER NOS HEMOS ENGAÑADO"


Os recomiendo que volváis a leer dicha entrevista del pediatra Carlos González, así tenéis ya expuestos (contrastados y no sesgados) todos los pros, los contras y las soluciones; para tomar la decisión sobre la escolarización de vuestros hijos menores de 6 años.

DEL BAÚL SALE:







Dos expositivos artículo:

" SHOOL STARTING AGE: EUROPEAN POLICY AND RECENT RESEARCH"  por Caroline Sharp.

(pincha en el link para leerlo)



 

"IS FIVE TOO SOON TO START SCHOOL?" por Sean Coughlan (BBC News education reporter)

(pincha en el link para leerlo)


                    









8 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Es lo primero que leo en tu blog y desde luego me incita a seguir descubriendote. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias Ana70. Espero que te puedan servir y guiar. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Estoy muy de acuerdo contigo ,gracias por esta informacion,mi niño tiene 3 años ,por los de mas comenzo el cole ,pero le hace rechazo yme parte el alma a la mitad verle suplicarme de k no lo lleve al colegio,yo la verdad no quiero que valla,pero no se que hacer ni a quien ver para que no valla mas y este conmigo que es conquien deve de estar,por lo menos hasta los 6 años,un saludo cordialmente

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con todo!los niños con 3 años con quien mejor están es con los padres y jugando libremente, pero desgraciadamente la sociedad y el entorno presiona mucho!Yo tengo un niño que hará 3 años, te puedo asegurar que nadie me ha apoyado en no escolarizar y esperar un poco, ni siquiera mi marido, así que no es fácil, cada uno puede hacer lo que quiera, a mi me han llegar a decir que era mala madre y que le perjudicaría mucho por no escolarizarlo, es ir contracorriente y a veces es muy duro.

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias por vuestros comentarios: Ana70, Yariny y anónimos.
    He recibido muchos comentarios más, vía mail, sobre esta entrada. Deciros que es un tema que al parecer preocupa en demasía a muchas familias, sobretodo a madres.
    Me pregunto constantemente si nos apoyáramos más y fuéramos más conscientes de nuestras necesidades, inquietudes y sobretodo escucháramos nuestro corazón con valentía y honestamente, probablemente no habría tantas dudas en llevar al colegio a nuestra progenie a los tres años y decidiéramos libremente sin miedo, sin tener en contra a la sociedad, la familia, los amigos y los extraños "amigos de entrometerse y opinar". Escuchemos más a nuestro corazón y miremos lo que nos dice nuestro interior, nos daremos cuenta de que no estaremos tan equivocadas y encontraremos muchos más apoyos, humanos.
    Un abrazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  6. Creo que estaría bien crear una Asociación de los padres que no llevan a sus hijos al cole hasta los 6 años. Así los padres se conocerían, podría pasear a los hijos juntos, ir a los museos etc.En mi opinión otra desventaja de España es que las ciadades no muy grandes carecen de actividades extraescolares que existieran fuera de los colegios. Mi hijo cumple 3 años en Julio, me gustaría que vaya 2 veces a la semana a bailar/dibujar/hacer deporte o música, pero todas estas actividades practicamente existen solo para los alumnos de colegios. N.B. Vivo en Sevilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, considerando que cada madre/padre tiene unas prioridades y necesidades respecto al maternaje o paternaje. Según leo en tu mensaje, una de las tuyas es el crear un grupo de padres/madres que no llevan a sus hijos hasta los 6 años al colegio. Y la otra es apuntarle a actividades extraescolares. Bueno, aquí queda tu mensaje, por si sirve de reclamo para que el grupo se forme o para que alguien te informe de si hay actividades para niños menores de 6 años, que no asisten al colegio, en Sevilla.

      Mi opinión personal, tal y como la explico en esta entrada, es que los niños deben estar acompañados por sus padres en toda esta etapa en la medida que ellos organicen su vida para que esto pueda realizarse y marcando las prioridades. Los niños no necesitan más, otra cosa son los pequeños talleres creativos a los que puedan participar para desplegar sus inquietudes (conocerse) y conocer (presentarles) todo tipo de materiales, músicas, cuentos, sabores, juegos, texturas, colores, etc. en compañía de otros niños y sus padres. Pero tal y como comento, los niños no necesitan extraescolares, ni grupos de madres/padres, si no crear un vínculo sano con la persona que le está criando, si a esta persona le gustan los museos, los parques, el campo, los conciertos, la música, la pintura, la cocina, los talleres infantiles, teatros, etc. pues lo bonito y sano es que lo comparta con el niño, si no es así, no pasa nada, no se deben forzar gustos ni actividades para mostrárselos al niño. Ya que los niños estarán felices, siempre que los padres lo estén y amen a sus hijos (hagan la actividad que hagan). Aprenderán música, dibujo y deporte más tarde, cuando ellos quieran si son felices, por su propio interés e inquietudes sanas. Si no están cómodos, si no son felices, todo lo que se les enseñe caerá en saco roto. Y luego llegan las frustraciones maternas y paternas. Un saludo

      Eliminar

¡MUCHAS GRACIAS, por comentar en el Blog de KUKUSHKA-TEAM!

Recibe un afectuoso saludo.


Llevamos desde el año 2011 con nuestros: TALLERES EDUCATIVOS CON TODOS LOS SENTIDOS.