VEO, OIGO, HUELO, SABOREO, TOCO : SIENTO

sábado, 28 de octubre de 2017

CUENTA KUKUSHKA: KUKUSHKA-TEAM DEJA HALLOWEEN Y PROMUEVE LA DULZURA



CUENTA KUKUSHKA:


Son conocidos nuestros talleres de Halloween. 


Halloween es una fiesta muy especial para el peque y para mí, KUKUSHKA-TEAM. Por ello lo hemos celebrado cada año con talleres, disfraces, juegos y muchos dulces, entre amigos, vecinos y participantes de nuestros talleres infantiles. 


Os informamos, que este año, no lo vamos a celebrar como antaño. 


No queremos ver ningún tipo de decoración monstruosa o terrorífica, ni ver a los niños disfrazados de monstruos y demás seres espeluznantes. 

No queremos telas de araña artificial, ni sonidos que ponen los pelos de punta, ni calabazas asustando o asustadas. 


Se terminó. 

Hemos cambiado de opinión. 


Lo que antes nos divertía de una forma sana e infantil, ya no nos divierte ni gusta. 


Nos alejamos de todo ello, quedándonos con los grandes, felices y divertidos momentos en los que hemos: disfrutado, aprendido, compartido, reído y endulzado las noches de Halloween durante años, junto a padres y niños. 


Nos quedamos con la dulzura y con la dulzura seguiremos, a partir de este Halloween del 2017, honraremos como cada día, pero de una forma especial, a los seres sintientes queridos que están en el Universo.



 
Pienso que es lo que falta en el mundo, dulzura, mucha dulzura.
Casi que parece que ha desaparecido, por eso la vamos a honrar.


Si consultas el diccionario la palabra dulzura, verás que es una combinación de varios rasgos de personalidad, lo cual, me ha gustado buscar y encontrar, ya que muy a menudo, a lo largo de mi vida, me han dicho que era una persona muy dulce. Cuando lo escuchaba, me sonaba raro, no situaba muy bien en qué lugar colocar ese calificativo a mi persona. Según quién me lo dijera lo podía situar en mi mente entre una característica u otra, pero nunca me dediqué a investigar que significa dicha palabra referida a una persona.


Resulta que es la fusión de características muy hermosas, que desgraciadamente están casi obsoletas:
amabilidad, respeto, ternura, bondad natural, sinceridad, generosidad, humildad, honestidad, nobleza, honradez, complacencia, templanza, vinculación, afectividad, etc. 


La dulzura forma parte de la personalidad, se es o no se es. No depende de nada exterior, ni de acciones o estímulos ajenos. 


Me siento bien al descubrir lo que significa, ahora sí que  me gusta cuando alguien me califique como persona dulce o desde que soy madre que me digan: ¡qué madre más dulce eres!. Según parece, al formar parte de mi personalidad, a donde vaya irá conmigo. Lo que no ha sido ni será, un rasgo aceptado en general. 


¿Por qué digo esto?, os preguntareis. 


Como he comentado antes,
la dulzura no está de moda y nunca lo ha estado; se ve extraña, diferente, rara, fuera de lo común, anormal, etc. 


¿Qué pasa en el mundo cuando algo es diferente?, que no se quiere, se rechaza, se le intenta modificar o anular.

En este sistema en el que vivimos, se exalta el Ego, el narcisismo de las personas. Esto, se suele conseguir manipulando sus instintos más básicos y genera que no se posea personalidad, creencias, hábitos, y costumbres propias. Se sigue la moda y se va a la moda. 


Si nos fijamos bien, comienza desde la ropa, el arte, los gustos, aficiones, palabras, juguetes, gestos ,..., hasta incluso en la alimentación. Existen unos mandatos, normas, que buscan a toda costa homogeneizar. Lo que no sea "de moda" se ve extraño, feo, raro e incluso amenazante o presuntuoso. 


Volviendo a la dulzura, si lo que impera en este mundo - y es lo que se proyecta por cada medio social, de ocio o de comunicación - son las malas conductas: desvinculación, desafectividad, agresividad, hostilidad, la superficialidad, el engaño, la burla,... . En definitiva cada vez menos respeto a lo humano y más exaltación del la egolatría.  ¿Qué le pasa a la persona que tiene dulzura?. Le pasa que sufre, ya que se le margina, se abusa de él, se le rechaza, se le critica, se le aísla, y por tanto, se le daña de forma grave en su más profundo yo.


Expresar los sentimientos hoy en día; quejarse, tener ideas e iniciativas propias, rechazar lo aceptado por la mayoría, buscar la justicia, defender la verdad, la naturalidad, reivindicar lo humano, preocuparse sanamente, tener dignidad, es incluso visto como prepotencia y a veces como patología mental. 


Así pues, en cada Halloween reivindicaré el mundo de los vivos, de los sintientes, de los humanos; de lo bueno, del vínculo, del amor, de las emociones y su expresión, de la naturalidad, de los sentimientos. Honrando a los que ya están en el universo, con dulzura. De ese TODO, con lo que nacen los niños.


Se terminó Halloween, con sus monstruos y horrores. Se terminaron los muertos vivientes, los no sintientes.


En nuestro hogar, ese día, habrá mucha luz, colores, galletas con glaseado de color y una dulce crema de calabaza con una pizquita de canela. Recogimiento y calma.


Añoraremos a las dulzuras desgraciadamente perdidas. Reivindicaremos y defenderemos la dulzura de los niños y adultos, que en ese día del año, se han empeñado en disfrazar de terror y a lo largo de todo el año en homogeneizar, poco a poco, aterrorizando.


Recordaremos, con emoción y naturalidad, a los seres sintientes y a los amados que ya no están junto a nosotros,
con AMORLUZDULZURA a nuestro alrededor. 


Hemos cambiado de opinión.  


¡Estáis todos invitados! 













DEL BAÚL SALE:
Una dulce canción 
                                                                   
Pincha para en el link para escuchar:









domingo, 22 de octubre de 2017

CUENTA KUKUSHKA: OS INVITAMOS AL GRUPO DE JUEGOS TRADICIONALES AL AIRE LIBRE, "REKUSHKA"


CUENTA KUKUSHKA:


Hará ya tres años que llevamos practicando el grupo de Juegos Tradicionales: REKUSHKA





Rekuska surge con la idea de recuperar los juegos tradicionales. 

Consiste en jugar con un grupo de niños, sin límite de edad, a los juegos tradiciones de toda la vida, concretamente ofrecemos:


 - El juego de las CANICAS

 - El juego de las CHAPAS

 - El juego de la PETANCA

 - Volar COMETAS 

 - El juego de las TRES EN RAYA 


Surgió al jugar con mi peque en el parque, a estos juegos, mientras estábamos con sus amiguitos. Y a partir de ahí, aquí estamos, aumentando la participación y ofreciéndolo desde el Blog. Puesto que al ser un éxito, queremos que se extienda a otras familias y se cree un grupo regular de juego que abarque más allá de nuestro barrio.


Ya que creemos que en esta aventura de jugar al aire libre no tienen por qué estar solos los niños, sino que es mucho mejor compartir los juegos en familia. Porque los beneficios de jugar al aire libre son muchos, como bien expresa Laura Vélez, de guiainfantil y formada en Filología Clásica, Antropología, Información Turística y Gestión del Patrimonio Cultura .  


- Ejercicio. Jugar al aire libre previene la obesidad infantil, una enfermedad cada vez más frecuente en esta sociedad sedentaria que estamos creando para nuestros niños. Apagar el televisor, levantarse del sofá y salir a la calle a patinar o a jugar al balón, por ejemplo, son actividades de lo más recomendables para toda la familia.

- Creatividad. Es indudable que los juegos al aire libre potencian la energía de los niños, pero también su creatividad. El factor sorpresa es determinante en los juegos que tienen lugar en la calle porque no se puede controlar todo el entorno. Esto favorece la imaginación y el desarrollo de la creatividad en los niños, que tienen que agudizar el ingenio mucho más que en los juegos de casa.

- Autonomía. Además de ser más creativos, los niños que juegan habitualmente al aire libre son más autónomos e independientes. Esto que puede ocasionar más de una duda a los padres superprotectores, es una de la herramientas fundamentales con la que los niños sabrán cómo hacer frente a los problemas y encontrar las soluciones por sí mismos.

- Relaciones sociales. Muchas veces hemos hablado de la necesidad de favorecer las relaciones sociales entre los niños. Los niños solitarios y tímidos pueden encontrar un buen estímulo para desarrollar sus habilidades sociales en estos juegos al aire libre si se lo presentamos como una rutina habitual.

- Unión familiar. Además de los beneficios para los niños, jugar al aire libre es una de las mejores formas de unión familiar. Momentos inolvidables compartidos por toda la familia donde dedicar a nuestros hijos lo mejor que podemos dedicarles que es tiempo y atención de calidad.


Desde aquí estamos contentos de contaros que el primer y último domingo de cada mes ofrecemos jugar en familia a los juegos tradicionales que abarca REKUSKHKA, en un parque que está junto a la CASA DE FIERAS DEL RETIRO. Lugar en el que disponemos del espacio adecuado para jugar de modo tranquilo y recogido, al aire libre y al alcance todo lo necesario para cubrir nuestras necesidades: una fuente para beber agua, servicios, un lugar para refugiarnos por si llueve de repente y un puestecito de alimentación.


Quedamos por tanto, cada primer y último domingo de mes a las 11:30hrs en la puerta de: 


Biblioteca Pública Municipal "Eugenio Trías. Casa de Fieras de El Retiro"


Dirección: Paseo Fernán Núñez, 24
28009 Madrid (Madrid)
España
Mapa Localización


Para apuntarse y poder hacer los grupos, escribenos un email, indicando : REKUSHKA a  kukushka@kulkushka-team.com 











  Un artículo con descripciones sobre la importancia del juego al aire libre y tradicionales:

                                                                   

 Pincha para en el link para leer: 

Estrategias para recuperar juegos tradicionales infantiles por Olkis Moyetones 

















viernes, 20 de octubre de 2017

CUENTA KUKUSHKA: EL OTOÑO, ANIMÉMONOS, CON NIÑOS ES PRECIOSO


CUENTA KUKUSHKA:



Nos vamos acercando al invierno, las tardes hermosas de los más pequeños jugando en el parque o con un balón, pasarán a ser más cortas y abrigadas.



                                     El peque, en tarde de Otoño, jugando al fútbol con sus amigos del barrio 



Solemos decir que son más cortas, por eso de que la luz del sol se esconde antes que en verano y se producen unas tardes más oscuras en el Otoño español. Tardes de juego al aire libre que se acortan, eso sí, pero se continúan en casa. 



Nos encantan las meriendas de Otoño en nuestro hogar, donde se llena la casa de niños jugando, creando, imaginando y compartiendo tiempo. Son tardes diferentes a las del verano y huelen a galleta recién horneada. El peque y sus amigos disfrutan de lo lindo.


Son tardes abrigadas porque el frío arrecia y queremos que los peques estén siempre cuidados. Suelo escuchar mucho en los parques decir a los niños que rechazan aún el abrigo : ¡abrígate que vas a resfriarte!




Esta frase suele llevar la creencia de que el frío hace que nos resfriemos, y la razón nos la da un médico:




«Existen varios factores que fomentan que haya más virus en el aire. Por un lado está el propio frío , que es el caldo de cultivo perfecto para determinados virus conocidos e implicados en procesos gripales y catarrales […] Los virus se reproducen a mayor velocidad a bajas temperaturas, y a más virus, más personas enfermas».




No es por tanto, que coger frío haga que resfriemos, sino que en el aire existen más virus en invierno que en verano. 


Aunque si nuestra temperatura del cuerpo baja, el organismo trabaja más despacio. Por tanto se juntan dos factores: uno es que existen con el frío más virus en el ambiente y el otro es que nuestro cuerpo cuando tiene frío está ocupado en calentarse y no puede luchar tan efectivamente contra dichos virus. Si le ayudamos al cuerpo a calentarse o a no tener frío, entonces evitamos un factor para el resfriado.



Cuando un niño enferma, no es como habitualmente se dice porque "ha cogido frío", si no porque el virus estaba en el ambiente, lo tenía otro niño, algún familiar, defensas bajas, etc. 



Si los niños enferman, lo mejor para ellos es: el reposo, la buena alimentación, alejarle de los agentes contaminados externos y de estar en contacto con mucha gente. Tiene que estar cuidándose con calma y descanso en casa, apoyado, vigilado y bien alimentado y con el hogar ventilado. No olvidemos que el amor también forma parte de ese gran alimento, es el alimento principal, el alimento del alma.  Hagamos lo posible porque el niño se recupere fortaleciéndose con cuidados, amor y descanso, evitemos que se sigan contagiando o traspasando los virus a otros.



Estando sanos y bien abrigados, los paseos por los parques y por el campo en Otoño; son una fuente de energía, una subida de defensas y una limpieza del organismo, que a la vez llena todos los sentidos.






Y por las tardes de las semanas,  esas tardes más oscuras disfrutemoslas con los niños, al abrigo de un museo, una biblioteca, talleres infantiles, meriendas en casa y sesiones de juegos, invitemos a sus amigos a nuestras casas. Olvidemos los videojuegos y tantas horas los niños lejos de sus padres en extra-escolares. 


Nuestra días otoñales son así, desde que el peque nació, y os aseguro llena el cuerpo, la mente y el alma.  




Imagen relacionada
Otoño en la sierra con amigos y animales queridos



DEL BAÚL SALE:



Un curioso artículo:
                                                                   
 Pincha para en el link para leer:









lunes, 21 de agosto de 2017

CUENTA KUKUSHKA: MI CONTRIBUCIÓN COMO EXPERTA, EN LA REVISTA VIVE SANO




CUENTA KUKUSHKA:


Os quiero compartir mi artículo, con el que he contribuido en la revista VIVE SANO,  para su novena edición. 





                                       Pincha en la imagen para ver el artículo completo: 
 Teba R. en Revista VIVE SANO





En este artículo hablo de la socialización en edad infantil y la separación temprana del niño de sus progenitores. 


¡Espero que os guste!


Gracias Fernando Moreno.






BAÚL DE KUKUSHKA: EL MALTRATO DE LA SOBREPROTECCIÓN, NO HAY QUE CONFUNDIRLO CON LA SANA PROTECCIÓN



CUENTA KUKUSHKA:


 Vivimos tiempos en los que se aprecian más neurosis, no creo que aumenten los casos, pero sí sus síntomas, por tanto se ven más. 



 Una de las grandes neurosis es creer ver en el otro, todo lo que negamos en nosotros mismos, es decir, todo lo que no nos gusta de nosotros creemos verlo en los otros. Pero si se quedara ahí, pues no haría ningún daño, aparentemente. Lo malo es que en estos tiempos que corren, con la gran confusión de que todo el mundo tiene derecho a la libertad de opinión, con ello se hace mucho daño, sobretodo, al que va por libre; seguro, confiado, amable y generoso con la humanidad. Este ser humano, sano, se lleva las de perder actualmente. 



 Y el tema de la maternidad se lleva la palma. Porque los que más opinan, critica, dañan, se entrometen, juzgan, cuestiona y se creen con la posesión de la verdad, son los que viven absolutamente ciegos de sus propios hábitos, costumbres, palabras, gestos y actos.



 Un ejemplo sencillo sería: la madre que no juega con sus hijos, en vez de reconocerlo, aceptarlo, darse cuenta, se dedica a dañar a la madre que que comparte juego, tiempo, risas, complicidad y armonía con su hijo. 




¿COMO DAÑA ESA MADRE?



 Pues, está muy de moda criticar con el tema de la SOBREPROTECIÓN Y los NIÑOS EN BURBUJAS. 







 Es absolutamente apabullante, cómo padres que casi no ven a sus hijos durante la vida de estos, pues pasan horas extras innecesarias en los trabajos, están deseando que llegue el comienzo del curso académico para que los hijos vayan al colegio, les apuntan a campamentos todo el verano, les llenan de actividades extra-escolares durante el curso, tienen nanas, cuidadoras, niñeras, educadoras, profesores particulares y a los abuelos haciendo de padres, etc..., terminan quejándose tanto del comportamiento (absolutamente natural) de esas pobres dañadas criaturas; que van molestando, importunando, gritando, tirando los peluches de apego, de sus compañeros de clase, por la ventana y dañando emocionalmente a todo niño sano.



 Estos padres no han sido capaces, o no lo han deseado, de crear ningún tipo de vínculo o apego con sus hijos, son los padres que critican a los que si lo han hecho. Tiene la insensatez de ser tan inconscientes de dañar a los padres sanos.  



 Madres que PEGAN  a sus hijos en medio de una fiesta de música extraescolar, porque el hijo a cogido chocolate de la mesa de la comida común y, junto al golpe en la cara, le dice: "QUE NO COMAS CHOCOLATE PORQUE ENGORDAS". Esa madre es capaz de insultar sin ningún motivo a otra madre y a su hijo, que ese día lo vieron todo y se miraron espeluznados.




 Sí, esa madre que PEGA, INSULTA, SOBREPROTEGE, es decir, MALTRATA a su hijo, sin ningún pudor, es capaz de acribillar a calificativos despectivos, frente a terceros, a la otra madre y a su hijo,  sin conocerlos más que de vista.




¿POR QUÉ LOS INSULTA, RECHAZA Y LOS PONE EN UN PELIGRO?



 Por el mero hecho de que esa otra madre y su hijo, no son como ella, sino que están en el extremo opuesto. Esa madre que se esfuerza cada día en su maternaje, esa madre que respeta a su hijo, protege, cuida y ama. Ese niño que tiene la absoluta seguridad y fortaleza de decir lo que no le gusta, lo que no quiere y lo que no va a soportar del mal de los otros, y a la vez es generoso, honrado, lleno de respeto, de responsabilidad, inteligencia, empatía y cariño. 

 Son dos seres humanos cuidados, amados, protegidos y radiantes con el mundo y sus habitantes. 

 Eso es lo que les molesta y no pueden soportarlo, por tanto quieren anularlo. 

 No quieren ver salir el sol, la luz hace que se vean más sus defectos, por tanto lo intentan cubrir de nubes negras. 




¿CÓMO SUELEN DESPRESTIGIAR?



 Utilizando el manido término de "los niños en una burbuja". La ignorancia es muy atrevida y confunde,  protección y respeto, con sobreprotección y burbujas. 



SOBREPROTEGER ES NO QUERER A TUS HIJOS.


DESPROTEGERLOS, ES NO QUERER A TUS HIJOS. 


PROTEGER ES AMAR A TUS HIJOS.



UNA MADRE O PADRE QUE AMA DE VERDAD A SUS HIJOS, LOS PROTEGE. 



 A los niños hay que protegerlos, no nos confundamos, lo que no hay que hacer es maltratarlos con la sobreprotección y la desprotección. Comprar a tu hijo con cada último juguete que sale al mercado, tener a tu hijo repleto de extraescolares, tras las horas del colegio, que les cuide una niñera, sus tíos y abuelos, que ya ni sabe quién le va a recoger a las extraescolares, etc. NO es AMOR. PEGAR A TU HIJO PARA QUE NO COMA CHOCOLATE, es maltrato y sobreprotección.

 


 Una madre o padre que cuida personalmente a su hijo, que no delega su cuidado a nadie, que asume su rol porque le pertenece a su hijo, porque ellos mismos se encargan de educarle, acorde a su edad y ritmos. Participan en su socialización, le atiende y le enseñan, acorde a sus propias características y necesidades, que le respetan, le cuidan y protegen, es: AMOR. 


¡ EL AMOR NUNCA SOBREPROTEGE !



 En el primer caso el niño daña emocionalmente a sus compañeros con la complicidad, el beneplácito y el apremio de la profesora de música. Y con el apoyo de un director de la escuela, que se queja por escrito y públicamente, al Ayuntamiento, así:  "no disponemos de dispensadores de jabón en los aseos (algo difícil de creer en un centro que acoge a alumnos a partir de 3-4 años)", pero no se cuestiona que cualquier padre o gente ajena a los niños y al evento (allí no existe ningún tipo de control en la entrada o de seguridad alguna, para acceder al evento infantil) fotografíe y grabe en vídeo, a todos los niños menores, en las actuaciones. 


 Además critica, vorazmente y sin conocer de nada, al que pregunta si existe una normativa respecto a ello, trasmitiendo éste que es su deseo, por razones que no vienen al caso contar, que no se grabe o fotografíe a su hijo por parte de gente desconocida. Y a este hombre, no le parece raro e innecesario, que la profesora coja un frasco muy pequeño de perfume, que guarda en el estuche de su flauta y les perfume la ropa a los niños de su grupo (edades entre 6 y 7 años), sin el permiso de los niños y sin saber nada los padres sobre esto, diciéndose los niños entre ellos: "este perfume huele muy mal, ¿verdad?". Acto de una profesora, que aún no comprendo. 



 En el segundo caso, el niño es un valiente, que a pesar de todo sigue acudiendo a sus clases de música, porque aprender música le gusta y tiene otros compañeros, a los que aprecia y que le respetan. Un niño que se aflige cuando otro le hace daño, o ve que hacen daño a quien aprecia, un niño que se queja, que no se somete, que llora porque le tiran su peluche de apego por la ventana, cayendo a la calle y perdiéndolo para siempre, que se enfrenta delatando a quién le daña, que busca la ayuda y la protección de su madre, cuando por él mismo no puede y previamente, la profesora responsable, le ha ignorado. 



EL QUE DIGA QUE EL VALIENTE VIVE EN UNA BURBUJA, ES QUE "LA VIGA EN SUS OJOS, LE DEJÓ CIEGO" *








DEL BAÚL SALE:






  Un honrado, honesto, y valiente artículo:
                                                                   
 Pincha para en el link para leer:

¿Tus hijos están encerrados en una burbuja? por Supraescolar. 

y este otro artículo de sentido común, de la pediatra Ana Isabel Ramírez Gomara:


Pincha para en el link para leer:
Padres sobreprotectores o padres responsables y cariñosos, no confundir los términos. 




* “¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: “Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo”, tú que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Lucas 6, 41-42)



BAÚL DE KUKUSHKA: JUGUETES EN EL PARQUE: DE FELICIDAD Y PROPIEDAD

CUENTA KUKUSHKA:

Hace un año ya, que lleva mi idea en activo:  JUGUETES EN EL PARQUE


 Un año desde que al hacer limpieza, junto al peque, de sus juguetes más antiguos, como dice él: "los de cuando era bebé", y de otros que no utilizaba ya, decidimos que en vez de dárselos a otros niños que conocemos (como hacíamos otras veces), los íbamos a poner dentro de bolsas de plástico grandes con asas (las que se compran en los supermercados para hacer la compra y te sirve para otras compras), en el parque, de forma anónima.


 El peque, tan generoso él y lleno de entusiasmo, estaba muy contento con la idea, le hizo feliz.


 Junto a las tres bolsas repletas de juguetes, balones, cubos de playa, palas, rastrillos, etc. colocamos un cartel en el que ponía:



Juguetes comunes del parque, 

para que jueguen los niños. 



 La idea iba dirigida a que le vendría muy bien a muchos niños, pues les encanta jugar con cosas nuevas y juguetes que no son suyos. A la vez que aprendían a compartir, algo que no era de ni de uno, ni de otro, sino comunes del parque. Lo que evitaría muchas peleas que acaecen en los parques, pues ningún juguete pertenecería a nadie.



 También pensé que les vendría muy bien a los padres, pues si algún día se les olvidaba la bolsa para jugar en el parque, sus hijos ya tendrían juguetes allí y no se verían obligados a ir a su casa a por las cosas y volver, al igual que podrían evitarse el ir cargando con los cachivaches del parque cada día que acudieran. 

Pareció que la idea gustó a bastante gente, pues a los pocos días nos encontramos con más bolsas de juguetes, junto a las que habíamos colocado nosotros debajo del cartel. Lo que nos dio mucha alegría.



Esta alegría duró 3 meses, pues de repente un día habían desaparecido todos los juguetes, y el cartel estaba roto, por lo que colocamos otro cartel y  juguetes nuevos. 


La idea lleva un año activa, han sido necesarios 4 carteles nuevos (con diferentes mensajes de respeto) de forma anónima, por nuestra parte y reposición de bolsas y juguetes, por parte de nosotros y mucha otra gente.  Unido también a algún disgusto y choque de realidad del peque y, por qué no decirlo, también mio. 

 


Finalmente el cartel y los juguetes que más están durando, (continúan allí desde el mes de mayo) es con el cartel en el que firma KUKUSHKA-TEAM








La conclusión que he sacado de todo ello, es que hay gente muy buena, maravillosa, que aprecia iniciativas anónimas y colabora con ellas aportando su granito de arena. 


Hay gente que respeta a los niños, sus objetos, juego y diversión, aunque no estén firmadas por nadie. Esa gente es la que vale, la que sin decir nada a nadie y sin que nadie en concreto vaya a agradecérselo, ahí está lúcida, solidaria y amigable. Esa gente es FELIZ en sus familias, hace felices a los suyos y  hacen felices a niños de la comunidad de forma anónima. 



ESA GENTE ES LA QUE, PERSONA A PERSONA, CAMBIARÁ LA MALDAD DEL MUNDO POR EL BIEN. 



Porque si eres feliz, haces feliz a unos cuantos, y esos cuantos lo harán a otros tantos. Esa es el verdadero cambio. 


Otra observación es que dejemos, por favor, de decir a los niños que sean solidarios y compartan; les queremos quitar sus propiedades privadas que necesitan proteger y cuidar, cuando parece que los adultos son las únicas que respetamos.